7 SECRETOS PARA NO PASAR HAMBRE

1. Si estás aburrida o nerviosa la solución no está en la nevera. Es mejor que salgas a dar un paseo, llames por teléfono, planches, hagas costura…Esta sensación de hambre no es real, es lo que se llama “hambre nerviosa”.

2. Cuando vayas a la compra adquiere unidades individuales de esos alimentos con los que no te puedes resistir. Cuando sabemos que no se va a acabar el producto tendemos a comer más.

3. Mientras comes, céntrate en lo que estás haciendo porque sino no te das cuenta de la cantidad que ingieres. Durante este tiempo no veas la televisión, ni leas, ni mires a las musarañas, céntrate en la comida.

4. Distribuye las comidas a lo largo del día según tu vida, no según el reloj. Si algún día por alguna circunstancia comes entre horas y no tienes apetito a la hora de la comida que tienes establecido, no comas de nuevo.

5. No te saltes comidas. No dejes que tus células sufran por falta de comida, de lo contrario tendrás un apetito difícil de satisfacer.

6. Es muy importante cambiar la actitud en la mesa. Come despacio, el cerebro necesita al menos 20 minutos para recibir la señal de saciedad; siéntate para comer y saborea la comida, no mastiques, degusta lo que estás comiendo. Huye de la rutina, las prisas y el ansia.

7. No te sientas culpable por comer. Siempre hay un buen momento para empezar una dieta, si no eliminas el sentimiento de culpabilidad te será muy difícil tener una relación cordial con la alimentación.